Buscar

Cómo vender en el 2020

Hace algunos años los restaurantes disponían exclusivamente del canal directo para poder realizar ventas: atendiendo en el mismo local y tomando órdenes por teléfono. A nadie se le ocurriría que, en un futuro muy cercano, el canal directo tendría más opciones para poder contactar al cliente o que existirían otro métodos para llegar a más personas, a través del canal indirecto. A los avances en tecnología, que permitieron descubrir estos nuevos canales de venta; este año se sumó la pandemia ocasionada por el coronavirus, con la que se ha vuelto prácticamente obligatorio abarcar todos los canales de venta posible para llegar al público objetivo.



A continuación, repasaremos algunos de los canales a través de los cuales se puede llegar a vender para tu restaurante, cafetería o cualquier establecimiento de venta de comida.


1. Local propio

La forma tradicional de hacer negocios para un restaurante. Este canal no necesita de un extenso desarrollo de tecnologías para comenzar a operar, solo se necesita un gran plan de negocios que sea ejecutado correctamente.

Si este es tu único canal de ventas, te recomendamos iniciar la diversificación con otros canales. Debido a la COVID-19, todos las tiendas de venta de comida tuvieron que cerrar sus puertas durante el periodo de cuarentena, significando esto un fuerte golpe a la industria gastronómica que dejó a miles de marcas sin ingresos. Incluso ahora, con la cuarentena finalizada, se ha permitido el funcionamiento de locales pero limitando la capacidad de aforo a 40%. Esto quiere decir que, hasta que se encuentre una vacuna y las cosas vuelvan a la normalidad, los ingresos de restaurantes únicamente mediante este canal no podrán recuperarse.


2. Televenta

La manera más tradicional para que un cliente se comunique con tu restaurante para hacer un pedido (ya sea para delivery o recojo en tienda) es por teléfono. Si bien los clientes están migrando sus comunicaciones de canales, muchos establecimientos de venta de comida lo mantienen debido a sus reducidos costos operativos.

Se necesita únicamente de un teléfono, fijo o celular, y una persona que atienda los pedidos y realice el seguimiento de tu entrega. El uso del teléfono es la opción más antigua y común, sobre todo para cadenas de restaurantes; y el celular es una opción más práctica para emprendimientos y negocios pequeños que, además y si se cuenta con un smartphone, permite tener otro canal de venta (Whatsapp).



3. E-commerce

Tener presencia en la web es crucial, te permite tener un mayor alcance de potenciales clientes. El primer paso es crear las redes sociales de la marca y el segundo es empezar a vender en la web. Para tener una tienda virtual tienes dos opciones. La primera, contratar un programador y diseñador y empezar la producción. La segunda, usar un proveedor de creación de páginas webs. La ventaja de estos es que brindan una gran variedad de plantillas que puedes tomar como ejemplo y poner en marcha tú mismo tu tienda virtual. Algunos proveedores que te pueden ayudar con esto son Shopify, Wix o Prestashop.



4. Redes Sociales

El uso de redes sociales como primer punto de contacto con el cliente es clave en estos tiempos. No solo se trata de una herramienta fácil de usar, sino que también tiene bajo costo y brinda una experiencia de fidelización con el cliente mucho más personalizada. Navegando en las redes sociales los clientes no solo tienen la posibilidad de conocer a la marca y sus productos, sino que también pueden concretarse ventas debido a que cada red social tiene mensajería propia. Otro beneficio es que se puede utilizar el mismo canal que se tiene para la televenta para tener instaladas todas las redes sociales que se tengan, y una misma cuenta se puede manejar desde distintos dispositivos al mismo tiempo. Las redes sociales con más popularidad para ventas son: Whatsapp, Facebook e Instagram

Si vas a optar por este canal de ventas, te recomendamos tener siempre visible en cada red y a la mano, por si los clientes preguntan, dos materiales: catálogo virtual de productos y guía de compra con todos los pasos a seguir (cómo hacer el pedido, medios de pago, opciones de delivery o recojo, etc.)



5. E-commerce y apps intermediarias

Las páginas web y apps de venta de comida están fácilmente reemplazando a los canales más tradicionales como la televenta y compra en tienda. Esto se debe a la practicidad en su uso, el ahorro de tiempo y las promociones que, esporádicamente, pueden encontrarse en cada sitio y hacen más atractiva la compra de comida. Este canal permite llegar a más clientes pues se cuenta con la difusión del intermediario además de la difusión propia del restaurante o local de comida.

Algunas conocidas en el mercado son: Rappi, Glovo, Perú Eat y Mesa 24/7. Esta última era una web de reservas para restaurantes que tuvo que reinventarse para combatir la crisis, implementando un sistema de pedidos online para poder comprar a través de ella.


Venta sin pierde

¿Qué hacer con todos los excedentes de producción que no llegarán a venderse pero no quieres echar a perder? Cirkula es una app que, además de los beneficios de una app de venta regular, te permitirá vender los platos en perfecto estado que no llegarán a venderse durante el día y así podrás recuperar costos, generar un tráfico distinto de clientes y ayudar al planeta formando parte de una iniciativa de economía circular. Ponte en contacto aquí.



32 vistas