Buscar

¿Cómo tener un delivery eficiente?

Implementar el proceso de delivery para tu negocio puede parecer fácil considerando únicamente los elementos para el traslado como el vehículo y la persona que haga el reparto. Sin embargo, este proceso empieza desde antes y tiene factores que pueden elevar su costo según la opción que escojas para cada uno. En este artículo te daremos 6 tips tanto para escoger el mejor servicio de delivery como para hacerlo atractivo para tus clientes.



1. Identifica factores relevantes

Para empezar, debes evaluar todos los factores que entran en juego desde que tu producto se prepara para ser entregado a domicilio.


Según los especialistas, los negocios que se preocupan por brindar una buena experiencia para comer en casa tienden a obtener mayores tasas de recompra que los restaurantes que aún no lo hacen. Esta experiencia incluye, además de un tiempo corto de llegada desde que se hace el pedido, otros aspectos como: la atención del repartidor, el protocolo sanitario ante la pandemia, la calidad en la que llegan los productos, la respuesta del repartidor ante un inconveniente en el producto, entre otros. Haz una lista con los factores que consideres relevantes según el giro de tu negocio y los productos que ofreces.


Al identificar estos factores, podrás calcular los costos que implicaría asumir el reparto por tu cuenta o hacer un análisis de costo - beneficio para evaluar la cantidad y calidad de lo que te ofrezcan distintos proveedores que tercerizan el servicio. Además, en caso de que necesites cambiarte de proveedor en el futuro, este registro te permitirá negociar con mayor precisión al tener visibilidad total de tus necesidades.


2. Encuentra la mejor opción

¿Contratar a una persona para que haga los despachos? ¿Tercerizar el delivery a través de empresas como Chazki? ¿Vender solo a través de apps o plataformas web? Estas son algunas de las típicas disyuntivas que puede enfrentar un local al empezar la venta con reparto.


Para empezar, debes tomar la decisión entre hacerte cargo de este proceso o tercerizarlo. Luego de haber identificado los factores relevantes que entran en juego puedes tomar esta decisión de forma más rápida. Considerando únicamente los costos, si no cuentas con un vehículo, la opción de asumir el delivery se encarece considerablemente. Es por esto que, para negocios pequeños o que recién están empezando, lo mejor es optar por el servicio de un tercero que tenga no solo las herramientas sino la experiencia por estar especializado en dicho servicio.


3. Busca tarifas competitivas

Las compañías de delivery manejan tarifas que varían dependiendo del volumen de entregas: a mayor cantidad menor será el costo. Es clave que este costo sea el menor posible para considerarlo competitivo el mercado, pues este es un factor que puede determinar la decisión de compra. Es decir, si tus tarifas están por encima a las de otros establecimientos con productos similares, puedes terminar perdiendo clientes.


Si tu tarifa no logra ser competitiva, lo mejor es darle al cliente la opción para que pueda recoger el producto en el local personalmente o a través de otra empresa.


4. Define las reglas

¿Se podrán comprar productos de cualquier valor para entregar con delivery? ¿El cliente pagará siempre el costo del delivery o a partir de cierto monto se eliminará este recargo? Debes definir las reglas tanto para pedidos con tickets de compra bajos y altos.


En el caso de pedidos con ticket de compra bajo, lo mejor es establecer un monto de pedido mínimo para poder cubrir la tarifa del delivery. En este caso, puedes ofrecer promociones que aumenten el ticket de compra dando algún descuento para que tu cliente se sienta beneficiado. Por ejemplo, si tu monto mínimo de pedido es de S/20 soles y el ticket promedio de tus productos es menor a eso, puedes hacer packs de dos productos a S/ 35 de forma que aumentas el ticket de compra pasando la valla del monto mínimo.


Por el contrario, para pedidos con tickets de compra altos, puedes optar por premiar al cliente exonerándolo de la tarifa de la delivery. Incluso puedes ser más específico detallando las zonas de reparto.

Una vez que tengas claras todas las reglas y políticas de delivery, comunícaselas a todo tu equipo para que estén informados y puedan comunicarle la información necesaria al cliente.


5. Atención con el empaquetado

Uno de los factores clave dentro del delivery es el empaque de tus productos. Los empaques con materiales reciclables o compostables son cada vez más demandados por los consumidores pero, lamentablemente, no son tan baratos como se espera. Haz una estructura de costos de tus productos y analiza si es que el margen te permite usar empaques alternativos a los tradicionales con un costo más elevado. Si es que tu margen no te lo permite, aumenta en 1 o 2 soles el precio de tus platos para que puedas ser rentable. No tengas miedo de aumentar tus precios ya que tus costos cambiaron y los cálculos se tienen que volver a hacer.



6. Vende tus excedentes en Cirkula

Los excedentes de productos del día a día son prácticamente inevitables y representan costos hundidos. Para evitarlos puedes optar por un canal adicional de ventas como Cirkula.


Cirkula es la plataforma que te permite vender tus excedentes de comida a usuarios que te permitirá tener 3 grandes beneficios. En primer lugar, recuperar costos importantes en las operaciones del restaurante como el sueldo del encargado de los repartos. El segundo, generar un tráfico diferente de clientes a los que ya tienes. Por último, formar parte de una empresa de economía circular que te permitirá mejorar tu imagen de marca. Para más información puedes hacer clic aquí.


Si quieres conocer más sobre cómo tener el mejor delivery, entra aquí.

13 vistas